Skip to main content Skip to search

Archives for Noticias

Premium CARd. Disprocar

En Disprocar sabemos de la importancia de fidelizar a los clientes del taller. Por eso a todos los asociados a la Red de Disprocar les facilitamos las tarjetas de Premium CARd para que puedan regalarlas a sus clientes. Con las tarjetas de Premium CARd fidelizas a tu clientes ya que puedas utilizarlas para ofrecer los servicios que necesite cada cliente:

  • Pulida de faros
  • Mantenimiento de la plancha y pintura
  • Pintado de llanta
  • etc

 

INFÓRMATE DE ESTE SERVICIO CONTACTANDO CON NUESTRO CALL CENTER:

TELÉFONO: 963 210 370  

Leer noticia

Acuerdo con Enterprise-Atesa para el renting de vehículos de cortesía

Desde Disprocar y con el compromiso de ofrecer un servicio global y atender todas las necesidades de nuestros clientes, hemos llegado a una acuerdo con las mejores condiciones económicas para el renting de vehículos de cortesía con la empresa Enterprise-Atesa.

La historia de Enterprise Rent-A-Car es una continua historia de éxito. Sus principios fundamentales, junto con un humilde comienzo, giran en torno a la honestidad e integridad personal.

En la actualidad, su amplia red de oficinas y de flota posiciona a Enterprise como el proveedor más importante de soluciones de renting. Ofrecemos a nuestros talleres alquileres de coches y furgonetas en toda la geografía española.

 

VISITA LA WEB DE ENTERPRISE

 

INFÓRMATE DE ESTE SERVICIO CONTACTANDO CON NUESTRO CALL CENTER:

TELÉFONO: 963 210 370  

Leer noticia

AUTO TALLERES GUTIÉRREZ, primer taller Go Repair

Ha sido publicada en la revista Talleres en Comunicación, número 270 de este mes de agosto, la entrevista realizada a nuestro asociado Demetrio Gutiérrez que podéis leer íntegramente a continuación.

Talleres Comunicación: ¿Cómo llegaste a este negocio?

Demetrio Gutiérrez: Mi padre abrió las primeras instalaciones de Auto Talleres Gutiérrez en la calle Castán Tobeñas de Valencia, en 1963. Cuando yo tenía 14 años, dejé los estudios y me incorporé al taller. A partir de ese momento, mi padre me dio la posibilidad de aprender. Empecé barriendo y limpiando, hasta que me dieron la posibilidad de ser chapista. Era un empleado más, viendo cómo se realizaba el trabajo. Después de todos esos años, fuimos los primeros en montar una cabina, fuimos pioneros. Y empezamos a crecer hasta que llegó el momento en el que la tercera generación, mis hijos, me demandaban.

Tras ello, adquirimos el taller de la calle Zapadores. En Castán Tobeñas teníamos unos 120 metros y aquí tenemos casi 900. Era un taller que, en su momento, no tenía trabajo, pero lo adquirimos, adoptamos nuevos métodos y lo hicimos crecer. Siempre hemos intentado que el cliente se sienta especial. Fuimos creciendo hasta que vimos que estas instalaciones no eran suficientes, así que incorporamos al negocio un taller en Massanassa de 4.500 metros cuadrados.

Hablas de la tercera generación… ¿Se han incorporado ya tus hijos a la empresa?

D. Gutiérrez: Tengo a mi hijo y a mi hija en el negocio. Raquel lleva toda la administración de la empresa y Demetrio hijo lleva la gestión comercial de grandes empresas, hace la recepción de los vehículos, las fotoperitaciones, etc. Y estoy encantado con ellos; de hecho, les gusta este negocio a ambos.

Raquel Gutiérrez: Yo llevo dos años y poco en la empresa. Empecé de pequeña en el taller de mi abuelo, ayudando en lo que podía. Pasaba los libros de cuenta y las facturas. Me he criado con el olor a pintura y disolvente y mi idea es quedarme en el negocio familiar. Cuesta mucho trabajo, pero la recompensa es muy buena. Mi hermano y yo nos hemos acercado al negocio porque hemos visto un cambio espectacular. De ser un chapista a coordinar más de 20 personas en la empresa. Lo que es hoy el negocio es gracias al esfuerzo de mi padre. Y claro que queremos continuar con el negocio. La evolución del negocio la ha hecho él, nosotros le admiramos muchísimo porque no todo el mundo sería capaz.

¿Por qué entrasteis en la red Disprocar?

D. Gutiérrez: Fuimos de los primeros en entrar en la red Disprocar. Nos explicaron en qué consistía y los proyectos que tenía y decidí entrar. Vimos que realmente Disprocar era lo que íbamos buscando, nos hicieron crecer. Los pedidos de recambios los hacemos todo con ellos y gran parte de la pintura también. Tienen una gran movilización comercial y de marketing.

¿Y la decisión de convertiros en el primer Go Repair?

D. Gutiérrez: Llevábamos dos años bucando incorporarnos a alguna red que nos ofreciera alguna solución como la que nos propone Go Repair. Ahora somos el primer taller, el taller piloto de la red. Creemos que la evolución del mercado va por ahí, hacia una mayor cantidad de golpes pequeños y reparaciones rápidas que de grandes siniestros. De hecho, teníamos ya un dossier completo preparado para abordar la carrocería rápida por nuestra cuenta. Y es que ahora la reparación es algo que es posible, hay equipos para ello y demanda del cliente, que prefiere que le repares en el día a que le dejes coches de sustitución. El proceso no es complejo. Por ejemplo, un espejo tardas en desmontarlo 20 minutos y otros 10 en pintarlo. Y si el cliente viene previamente, pues se le puede peritar antes e ir pidiendo las piezas y darle cita para reparárselo en unas pocas horas. Hablamos que reparar y pintar dos o tres piezas son dos o tres horas. Si tienes dos personas, se agiliza todo mucho y se puede hacer en un breve intervalo de tiempo. Aunque cualquier pintor no vale para ello, tiene que ser alguien especializado y formado en este tipo de repaciones.

¿Cómo vais a dar a conocer este servicio de carrocería rápida?

D. Gutiérrez: Ahora visitaremos empresas de alquiler, de renting, aseguradoras, etc., para dar a conocer este servicio, incluso demostrárselo y haciendo pruebas cuando sea necesario. Y la idea es que todos los días entren 14-15 coches para ser reparados de forma rápida. Y nos consta que desde Go Repair quieren darle un impulso de marketing y comunicación. Es un proyecto nacional que quieren ir implantándolo en otros talleres de la red Disprocar. Y que puede funcionar como una línea o una zona específica dentro de un taller o que haya un taller, unas instalaciones, dedicadas en exclusiva a la carrocería y pintura rápidas. Son las dos líneas de desarrollo para Go Repair: el taller que quiera destinar una parte de sus instalaciones a la reparación rápida o talleres pequeños que quieran especializarse en reparaciones rápidas.

¿Se puede ofrecer servicio de carrocería rápida a asegurados en cualquier compañía?

D. Gutiérrez: En la rapidez de la reparación no va a tener ningún problema; tal vez sí lo haya en la tardanza de la gestión de ese siniestro por parte de la compañía de seguros, pero cada vez más las aseguradoras apuestan por elementos como la fotoperitación o la videoperitación que agilizan mucho todo el proceso. El coche hay que peritarlo. O se perita con anterioridad o el mismo día. Y se repara en pocas horas. Desde hace años, lo que hacemos es un seguimiento fotográfico de la reparación, por si cualquier compañía nos reclama o quiere auditar o realizar un seguimiento de la reparación. El operario que mezcla la pintura va haciendo fotos y lo va apuntando en la orden de trabajo. Y se vuelca directamente en el programa.

¿Supone mucha inversión la implantación de Go Repair?

D. Gutiérrez: En términos de inversión, lo cierto es que Go Repair no representa un gran esfuerzo económico. Y los beneficios se ven en seguida. Desde Disprocar hay un proyecto llave en mano para el taller. Un taller normal sólo tiene que incorporar la máquina (un Paint Trotter), un sistema de mezclas Overesand y utilizar los equipos y anexos recomendados por la red para este tipo de intervenciones. No se necesita apenas espacio, basta el espacio de dos vehículos. Y eso lo tiene cualquier taller.

¿Y se amortiza rápidamente?

D. Gutiérrez: De momento las aseguradoras están pagando lo mismo por una reparación rápida que por una normal, con lo que el beneficio es mucho mayor para el taller. Piensa que sólo en vehículos de sustitución-cortesía se va mucho dinero si el cliente lo tiene dos días o más. Ahora hace falta que el mercado lo conozca, que el cliente final sepa que existe esta posibilidad de reparar su vehículo de forma rápida. Y que al taller de carrocería y pintura le resulte interesante. Yo creo firmemente que irá poco a poco creciendo, ya triunfa en otros mercados.

 

 

 

 

 

Leer noticia